A estas alturas del año aún estás a tiempo para cumplir todos tus propósitos en cuanto a llevar una vida saludable se refiere, y ahora sí, culminar el año de la mejor forma. No sólo se trata de mantenerte en tu peso, tener una piel o cabello saludable para verte más jóven. Se  trata de cambiar los hábitos que dañan tu salud.

Cambiar hábitos no debe ser de manera ocasional, no es como el gym que pagas y sólo vas durante dos semanas para después abandonar el proyecto. Es más bien poner fin a ciertas prácticas y darle la bienvenida a una forma de vida consciente y responsable.

Consejo 1: Una dieta saludable

Si bien no necesitas privarte de todos las comidas, sí debes comer con moderación y buscar el balance entre los alimentos para darle a tu cuerpo los nutrientes necesarios.

Ingerir grasas demasiadas grasas saturadas, sales y azúcares, más temprano que tarde, te traerán enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión y otras enfermedades crónicas como la diabetes, que en muchos de los casos pudieron haber sido prevenidas.

Come suficientes vegetales. Evita endulzantes y mejor aprovecha el néctar de las frutas. Come carne en las proporciones adecuadas e intenta cocinar tu propia comida y sustituye por productos sanos aquellos que no te aportan mucho en tu dieta.

Consejo 2: Balance de Vida

El estrés es un enemigo que nos pone contra nosotros mismos. No es fácil lidiar con las preocupaciones del día a día y menos cuando las cosas no salen como nosotros deseamos.

Suena sencillo decir que debemos buscar tiempo para relajarnos y desestresarnos, cuando la realidad apunta a lo contrario. Sin embargo, tu cuerpo te agradecerá en que le des un respiro y lo descargues de estrés, ya que una vida con altos niveles de estrés desemboca irremediablemente en enfermedades de todo tipo, desde problemas psicológicos, hasta cardiovasculares.

Busca pasatiempos sanos como reunirte con amigos para realizar alguna actividad, mejor si es un deporte. Sal a caminar, ve de paseo a campo abierto, haz ejercicio, sal a conciertos o exposiciones por ejemplo y crea calendarios de actividades en los que organices y establezcas tiempos definidos que te permitan establecer un balance en tu vida personal y laboral.

Consiéntete un poco y utiliza compresas en la espalda que te ayuden a destensar los músculos y te puedas relajar en tu casa u oficina.

Consejo 3: Haz ejercicio

Alimentarse bien y hacer ejercicio parecen los consejos más cliché que existen, sin embargo, no parecen ser los más populares, ya que, según datos de la OMS, desde mediados de los años 70’s la obesidad se ha triplicado en el mundo hasta nuestros días.

Hacer ejercicio, no es sólo mantenerte esbelto, también te ayuda a prevenir enfermedades del corazón, además de bajar tus niveles de estrés y ayudar a sentirte más contento contigo mismo.

Sal a correr, anda en bicicleta, practica un deporte de conjunto; haz natación, etc.

Consejo 4: Mantén una buena postura

Para tener una buena calidad de vida y sobre todo una buena juventud, busca corregir a la brevedad tu postura, ya sea si estás parado o sentado, además así evitarás  dolencias lumbares. Ayúdate de cojines para la silla de la oficina o el asiento del carro.

Una buena postura te ayudará a mantener una mejor salud por más tiempo.

Consejo 5: Toma suficiente agua

Nuestro organismo está constituido en gran parte por agua. Mantenerte hidratado ayudará a la regeneración celular y a mantener en mejor funcionamientos tus órganos, desde tu cerebro, hasta tu aparato digestivo y la piel.

Consejo 6: Todo con medida

Ingerir alcohol puede ser provechoso para el organismo cuando sirve como digestivo, etc., sin embargo, cuando se abusa de él es sumamente dañino para el organismo y un gran causante de accidentes.

Bebes alcohol, hazlo siempre con moderación y de manera ocasional , no lo conviertas en rutina cada fin de semana, tu cuerpo lo agradecerá a corto y largo plazo.

Consejo 7: Fumar nunca es bueno

Deja de darle vueltas al asunto, los químicos que contiene un cigarro te matan poco a poco mientras deterioran tu salud. No hay más sobre este consejo que no sea ¡Deja de fumar! (si es tu caso, claro).

Consejo 8: Cuídate del sol

Tu piel es muy importante, si la expones mucho tiempo al sol sin ninguna protección puedes desarrollar cáncer. Bebe muchos líquidos para mantener en buen estado tu piel.

Si practicas alguna rutina de ejercicio procura realizarlo muy temprano o muy tarde para evitar los rayos del sol más dañinos del día o si tu rutina laboral te exige que te expongas durante mucho tiempo al sol utiliza bloqueador solar, así como gorras o viseras que te atajen de los rayos del sol.

Consejo 9: Cuídate del frío

El ser humano es una especie formidable frente a otras especies animales en cuanto a la adaptación del clima se refiere. Los climas extremos de las ciudades del medio oriente o los terribles fríos de Noruega, son una prueba de que los humanos se pueden anteponer al clima en más de una de sus formas.

Sin embargo, es importante que te cuides de los resfriados y te abrigues de forma adecuada cuando la ocasión lo amerite. Evita enfrentarte a enfermedades respiratorias tomando las precauciones pertinentes y sigue disfrutando de tu día a día

Consejo 10: Busca a un experto

Muchas de las veces no priorizamos nuestra salud frente a otros asuntos que debemos resolver en el día a día, por ello, es importante tener chequeos periódicos correspondientes a tu edad y género, así como la visita al ortopedista y el correcto monitoreo de enfermedades.

Cuando se sufre una lesión es importante llevar el tratamiento al pie de la letra y culminar de forma satisfactoria la rehabilitación para evitar complicaciones a futuro.

La salud es la carta más importante que tenemos para tener calidad de vida. Sigue estos consejos y empieza por hacer un cambio en tu vida. Recuerda que en Total Medic puedes encontrar una gran variedad de productos para el cuidado de la salud y bienestar de toda tu familia.