El running es cada vez más popular en muchas partes del mundo. Si tú ya iniciaste en este mundo hay algunas cosas que sabes o deberías saber sobre esta actividad que te ayudarán a mantener tu cuerpo más saludable.

En este post, te daremos algunos consejos para esas ocasiones en las que lo frío del clima no te es un obstáculo para conquistar el camino y salir a correr. Si bien, el gym es una buena opción para activarte físicamente a través de correr, evitando las inclemencias del clima, los expertos recomiendan que correr en el exterior es más sano debido a que ejercitas más partes del cuerpo por cruzar distintos superficies de terreno y los cambios de dirección.

Vestimenta

Tu ruta para salir a correr empieza con este consejo. Ir correr en el frío tendría que ser como correr en un día soleado sin más inconvenientes. Para no sufrir de enfermedades como resfriados, antes de emprender tu recorrido debes abrigarte correctamente.

Para sentirte cómodo y mantener una temperatura adecuada en tu cuerpo te recomendamos usar playeras térmicas que te ayuden a sentirte ligero y abrigado. Asimismo, te recomendamos usar calcetines deportivos que mantengan caliente pero que le permitan a tus pies expulsar el sudor.

Asegúrate de que tu calzado sea óptimo para correr y el clima; debe ayudarte a mantener tus pies secos, sin filtraciones. Existen diferentes marcas en el mercado, elige la que más te guste, pero sobre todo, la que te sirva más.


Calentamiento:

El calentamiento es fundamental para hacer actividad física en cualquier clima, sin embargo, en esas fechas de bajas temperaturas no desistas de salir a correr y mejor prolonga el tiempo de calentamiento.

Incrementa las repeticiones de los ejercicios de calentamiento y toma tiempo suficiente para preparar los músculos de tu cuerpo y evitar lesiones. Procura realizar el calentamiento en interiores. Dentro de casa puedes utilizar bandas de tensión o pelotas de yoga que te permitan calentar y estirar de forma adecuada antes de salir a correr en el frío.


Recuperación:

Al término de tu recorrido, no pares abruptamente para evitar que se acelere el enfriamiento de tu cuerpo. Busca cambiarte de ropa lo antes posible, utiliza un gorro y toma una bebida caliente como café o té. De la misma forma, relaja tus músculos con compresas y masajeadores que te ayuden a recuperarte.

Correr en el frío es una buena opción que no afecta tu salud, al contrario, con la baja temperatura corporal, la actividad física provoca que se acelere el metabolismo; así como promover el refuerzo del sistema inmunológico.

Toma en cuenta los consejos que te damos y sal a conquistar el camino y evita resfriados o complicaciones respiratorias. Recuerda que en Total MEdic puedes encontrar una gran variedad de productos que te ayudan a llevar una vida más saludable.