Después de una estancia hospitalaria, has regresado a casa, ¡QUÉ ALEGRÍA!, sin embargo, es necesario que continúes con un programa de rehabilitación para lograr tu recuperación total.

 La “recuperación”, implica volver a la normalidad, es decir, recuperar tu estado natural de salud y esto dependerá del tipo de padecimiento o lesión que sufriste y de las secuelas e incapacidad que persistan.

 Si bien, el ambiente hogareño, estar rodeado del cariño, amor y cuidados de tus familiares influye de manera importante en tu recuperación; no siempre es suficiente. Una correcta rehabilitación física requiere contar con personal capacitado y equipo médico especializado que complemente tu programa de rehabilitación.

 Por lo tanto, quizá tengas la necesidad de instalar en tu casa una cama de hospital adecuada a tus necesidades.

 Existen múltiples y diferentes tipos de camas hospitalarias que cuentan con gran cantidad de beneficios en comparación con una cama tradicional, a la que comúnmente estamos acostumbrados.

 En primera instancia, podemos encontrar camas hospitalarias bastante sencillas y manuales, que resultan una alternativa conveniente y económica, pero que requieren el auxilio de terceras personas para su manejo; por otra parte, existen camas hospitalarias eléctricas que son más sofisticadas y que evitan la dependencia de un familiar permitiéndote tomar posiciones variadas y específicas de manera independiente y sin ayuda.

 Además, existen en el mercado aditamentos especiales como son: los colchones para cama hospitalaria, especialmente diseñados para evitar lesiones y complicaciones, como úlceras en la piel o escaras, entre otras.

 Este tipo de colchones hospitalarios son fabricados en diversos materiales como memory foam, agua o aire, lo que permite un mejor descanso y una estancia mucho más cómoda.

 Recuerda que en Total Medic puedes encontrar todas estas variedades de camas hospitalarias, colchones, colchonetas, barandales hospitalariosporta suerostrapecios de apoyo en una increíble opción de venta o renta dependiendo de tus posibilidades económicas y el tiempo que lo necesites, además cuentan con personal capacitado y confiable para que no tengas que preocuparte por la instalación y desinstalación de estos equipos médicos en tu hogar.

 Lo importante es que tengas todo lo necesario y el equipo médico adecuado para tu TOTAL recuperación.