Sin duda, ser madre es una de las experiencias más importantes y maravillosas que una mujer tiene en su vida. Sin embargo, el gran trabajo de la maternidad, desde un inicio, es ciertamente agotador y existen muy pocos periodos de descanso en el que una madre puede reponer energías.

Innumerables estudios hablan acerca de los problemas que se ocasionan en casa a través del estrés por parte de la madre, quien es un pilar en el hogar que recibe una gran carga, tanto emocional como física.

Desde la estimulación de los niños en las primeras etapas de su vida, hasta las situaciones conflictuales, la respuesta de la madre es fundamental para el desarrollo de los diferentes escenarios familiares.

Por esta razón, las mujeres que son madres enfrentan una gran cantidad de estrés que repercuten tanto en el ámbito emocional; psicológico y por supuesto, en el físico.

De unos años para acá, la tendencia para un estilo de vida saludable, impulsa el balance de vida como una estrategia para mantener el cuerpo y la mente sana. Suena fácil, pero la realidad es que llevar un balance en cada área de nuestras vidas es muy complicado, sobre todo cuando se lleva un ritmo de vida muy atareado y apresurado.

Las madres no son de acero

El estrés generado tarde o temprano repercute en el cuerpo y comienza, en gran parte, con la tensión muscular. Partes del cuerpo como espalda y hombros reciben el impacto de la acumulación de estrés.

¿Qué hacer?

El balance de vida es lo que la mayoría de las personas desean, sin embargo, no siempre es posible; pero hay que intentarlo. Seguir de forma ininterrumpida afrontando problemas y situaciones sin tomar un momento para recuperarse del estrés es sumamente nocivo para la salud, además de que obstaculiza en el rendimiento físico y emocional de la persona, frenando el llevar a cabo las actividades y generando un ambiente tenso.

Si bien, no te es posible asistir a una sesión de spa o asistir a un club o gym para aminorar la tensión, sí puedes realizar actividades y hábitos desde casa que disminuyan tus niveles de estrés y al mismo tiempo tus dolencias musculares provocadas por éste.

¿Conoces en qué consiste una terapia de Frío/Calor?

Actualmente existen diferentes productos térmicos que disminuyen la tensión muscular. Los cojines y compresas térmicas son fáciles de usar y representan una solución muy relajante para el cuerpo con una sensación muy satisfactoria.

Ya sea que calientes una compresa en el horno de microondas o la dejes en el refrigerador, esta alternativa te ayudará a destensar los músculos y a sentirte más relajada.

¿Cómo tener dulces sueños?

Dormir bien es un paso crucial para mantenerte activa y relajada durante el día. Para dormir usa una compresa térmica aromática para consentirte y que puedas entrar más rápidamente en un sueño profundo y relajante. También, intenta dormir con una almohada de gel o un antifaz de gel, sobre todo en tiempos de calor para descansar correctamente y despertar más fresca.

Como en todo, la recomendación es que siempre intentes llevar una vida saludable haciendo actividad física y llevando una correcta alimentación. En este Día de las Madres déjate consentir y prueba lo delicioso y relajante que es usar una compresa térmica; te lo mereces.

Próximamente estaremos hablando de cómo vivir la experiencia de un spa desde casa, ¡no te lo pierdas! y recuerda que en Total Medic cuidamos de ti.