¿Sabías qué las primeras sillas de ruedas modernas (como las conocemos ahora) son un invento de hace más de un siglo? Fue en 1869 que estas sillas aparecieron. Tenían dos ruedas traseras inspiradas en las llantas de la bicicleta (inventada poco antes en ese mismo siglo) y una tercera que servía como un eje de dirección. En 1924 se crearon las primeras sillas eléctricas y fue hasta 1933 que se hicieron plegables.

En la actualidad la tecnología médica ha evolucionado, permitiendo encontrar en el mercado una amplia variedad de aparatos médicos y por supuesto, sillas de ruedas. Mejorando así, las opciones de movilidad cuando ésta parece un fuerte obstáculo.

El uso de una silla de ruedas se puede presentar en diferentes momentos de la vida, desde problemas de movilidad a causa de la edad, enfermedades genéticas, crónicas; y otras discapacidades motrices, derivadas de accidentes y lesiones.

También hay sillas para cada tipo de persona: talla, edad y uso; dependiendo de las necesidades de quien la requiere.

Las sillas de ruedas se han dividido por lo general en dos tipos: las manuales y las eléctricas. Sin embargo, existen otras especificaciones que se distinguen por su uso entre cada una de ellas.

A continuación, te presentamos que modelos de sillas son las más apropiadas para cada necesidad.

Sillas de ruedas manuales o estándar: Este tipo de sillas, que por lo general son de cuatro llantas son las más utilizadas. En ellas la persona puede desplazarse de manera manual gracias a dos aros paralelos en cada una de las llantas laterales.  

Actualmente puedes encontrar sillas de ruedas con elevapiernas y descansapies, para un mayor soporte muscular y mejora en la circulación de la sangre de los miembros con pérdida de locomoción o que son inmovilizados por una lesión.

Sillas de ruedas especiales: Esta clase de sillas se requieren en casos de PCI y PCA y son diseñadas para dar soporte a todas las partes del cuerpo.

Sillas de ruedas eléctricas: Estas sillas son impulsadas por medio de un motor eléctrico que funciona a través de una batería recargable. Lo que permite desplazarse sin requerir el esfuerzo físico que exige una silla manual.

Hoy en día, también puedes encontrar en el mercado scooters, los cuales tienen un diseño que permite un desplazamiento más ágil. Además de que existen modelos con diferentes tipos de llantas dependiendo el suelo en que se use, facilitando y mejorando la movilidad de las personas.

Estas sillas de ruedas no sólo se pueden desplazar a través de un motor eléctrico, sino también, operan otras funciones como: los elevadores para el asiento, el respaldo, brazos, piernas y asientos reclinables.

Sillas de ruedas de traslado: Estas sillas se utilizan en situaciones en las que una persona no puede trasladarse por si misma de un lado a otro. Cuentan con cuatro ruedas pequeñas y el usuario necesita de alguien que lo asista, ya que con ella no se puede autoimpulsar.

Se utilizan únicamente en asistencia para transportar a una persona con problemas de movilidad. No tienen un uso de tránsito convencional como lo puede tener una silla manual o eléctrica.

Sillas de ruedas de deporte: Hay sillas para los diferentes estilos de vida, eso puede variar dependiendo las necesidades de movilidad, de acuerdo a la lesión o padecimiento de cada persona; la edad y el peso. Asimismo, existen sillas diseñadas para exigencias atléticas.

Estas sillas están hechas de materiales que las vuelven más livianas. Están diseñadas para que, al realizar movimientos y giros bruscos, éstas no se volteen y mantengan mejor estabilidad. Estas sillas por lo regular no son plegables.

Sillas de ruedas infantiles o pediátricas: La característica principal de este tipo se silla es el tamaño. Son más pequeñas que una silla de ruedas normal y cuentan con funciones que las vuelven más dinámicas a la hora de reclinar el asiento. Dándoles a los pequeños mayor libertad para moverse y recostarse.

También, además de sillas de ruedas, existen otros aditamentos y accesorios para ellas y que puedes encontrar enTotal Medic , como bolsas para el tanque de oxígeno, soportes, asientos y cojines.