Después de una estancia hospitalaria, has regresado a casa, ¡QUÉ ALEGRÍA!, sin embargo, es necesario que continúes con un programa de rehabilitación para lograr tu recuperación total.

 La “recuperación”, implica volver a la normalidad, es decir, recuperar tu estado natural de salud y esto dependerá del tipo de padecimiento o lesión que sufriste y de las secuelas e incapacidad que persistan.

Leer más...